Connect with us

The James Notes – The Blog of James Edward

The James Notes – The Blog of James Edward

Economía en un día

Economía en un Día por Macario Schettino.

Economía

Economía en un día

Economía en un día

Reading Time: 9 minutes Economía en un día por Macario Schettino.

Schettino comenta tres casos que en la mayoría de las veces conviven entre sí para comprender la situación:

  • La gente compra lo que le gusta: como sociedad queremos comer, evitar que nos coman, reproducirnos, pertenecer y ascender. Así que los comerciantes nos venden eso.
  • La gente compra lo que su ingreso le permite: a medida que el ingreso de la gente crece, va escalando la satisfacción de necesidades elementales. Primero comer, después ropa o casa y, por último, las cosas que nos hacen sentir bien.
  • La gente compra lo que es barato: si hay bienes que se parecen o que se pueden reemplazar, no es extraño elegir la opción que nos hace gastar menos.

Dentro de cada hogar también se toman decisiones. El autor las divide en cuatro:

  • Ahorrar
  • Adquirir un seguro
  • Solicitar un crédito
  • Invertir

El negocio

En este apartado, Macario Schettino indaga sobre cómo funcionan las empresas y de qué manera participan en la economía.

Para empezar, una empresa produce algo. Están las que ofrecen bienes -cosas para vender- y las que ofrecen servicios -ayudan al resto en algo-.

Han existido desde siempre teniendo en cuenta ese sentido. Organizaciones que producen u ofrecen algo.

Hoy en día todas ellas buscan ganar lo máximo posible, señala el autor. “Si lo que se quiere es que las ganancias sean grandes, es preferible mantener al cliente comprando durante mucho tiempo, y lo más que se pueda”. Por lo tanto, tienen que cuidar al cliente.

En ocasiones sucede que las compañías no tienen competencia en su área de alcance. Ahí son capaces de vender caro sin generar riqueza, sino que se apropia de la de sus clientes.

También teniendo en cuenta los tiempos actuales, Schettino sostiene que las empresas deben innovar de forma constante.

En los servicios, hay que ser capaz de distinguirlos. Y en los productos, de diferenciarlo.

Cambiando de tema, a la hora de producir, las empresas pueden necesitar o sufrir varios matices:

  • El capital
  • Una quiebra
  • La destrucción creativa
  • Insumos
  • Tecnología
  • Regulaciones

El mercado

El economista sintetiza al mercado como un espacio donde se vende y se compra.

Éste puede ser un lugar físico, como el mercado municipal o barrial de las diferentes ciudades mexicanas. Aunque también aparecen el mercado de valores o los mercados virtuales de internet.

En cualquiera de esas opciones nos vemos limitados por nuestra propia capacidad. “No podemos hacer cuentas complicadas, ni adivinar condiciones ocultas, ni leer pensamientos ajenos”, sostiene Schettino.

A la hora de comprar, es necesario aplicar un filtro. Identificar cuáles de todas las opciones disponibles pueden llegar a ser las mejores.

Al no ser capaces de deducir todo lo mencionado anteriormente, generalmente optamos por acudir a un lugar de confianza. Alguien que ya nos vendió algo y que fue bueno.

En este sentido, el autor remarca que elegir tiene un costo. Éste siempre es mayor conforme mayor es el precio del bien que compramos.

La otra cara son los vendedores.

Ellos intentan atraer clientes dándoles muestras que les hagan generar confianza en ellos.

Por ejemplo, en una carnicería o en una verdulería importan mucho la limpieza y el orden. Después tendrán que confirmar su confianza ofreciendo productos de calidad.

Mientras que una empresa puede generar confianza a través de la publicidad.

Si los vendedores no son capaces de enviar señales positivas a los compradores, tendrán serios problemas para obtener ganancias en sus compañías.

Empleos

El empleo como lo conocemos hoy en día apareció gracias a las fábricas. La gente pasó del campo a las ciudades para trabajar en una relación estable con los dueños de las empresas.

Aunque Macario sostiene que ese empleo industrial que tuvo su apogeo en el siglo XX decreció de forma notable. En consecuencia, también lo han hecho los sindicatos de estos rubros.

El autor explica que para él existen indicios claros de que este tipo de empleo está siendo sustituido por otras formas de relación productiva.

No se puede entender esto sin la tecnología. Schettino la define como “la forma en que se combinan trabajo y herramientas para producir bienes”.

Al ser consciente de su capacidad limitada, el hombre ha creado máquinas para conseguir ayuda a la hora de laborar. Esto trae incertidumbre porque fue creciendo a pasos agigantados. Desde reemplazar nuestra fuerza hasta complementar nuestra inteligencia.

El problema aparece con las prestaciones, que antes eran muy diversas: educación, salud o vacaciones.

Sin embargo, gracias al neoliberalismo de los años ‘80, empezó un proceso para eliminar el vínculo entre las prestaciones y el empleo. Ahora la relación es con la ciudadanía, dándole facilidades a las empresas a la hora de manejar los empleos frente al cambio tecnológico.

Asimismo, la tecnología ha hecho que los seres humanos dispongamos de mayor tiempo libre que antes. Así surgió una nueva economía además de transformar la forma de consumir.

Ahora utilizamos ese espacio temporal para comunicarnos y entretenernos. ¿Ejemplos? Facebook, Twitter, Google y Amazon, sólo por mencionar algunas, son las empresas de mayor valor agregado en los últimos 20 años.

Con todo esto combinado, el economista vaticina “que el empleo muy probablemente ya no existirá durante el siglo XXI”.

El gobierno

Sería imposible imaginar una sociedad sin gobierno. Schettino cuenta que esta estructura interna de poder es necesaria para garantizar el funcionamiento de la comunidad.

Apareció en las primeras sociedades de 60 o 70 adultos hace 16 mil años atrás y aún se mantiene. Con cambios y matices, lógicamente.

De todos modos esta configuración le cuesta a la sociedad. La tienen que mantener a través de impuestos.

En un principio fue para defenderse y para las guerras, con el paso del tiempo se han ido agregando prestaciones que brinda el Estado en favor de su población.

Si indagamos en qué debe gastar el dinero recaudado el gobierno, Macario menciona varios aspectos:

  • Los bienes públicos: bienes que no se pueden cobrar, que si la sociedad los requiere, el Estado los debe proveer.
  • Los bienes semipúblicos: son la educación, la salud y la seguridad, que no cumplen al 100% con los parámetros de los bienes públicos.
  • Las externalidades: son los efectos secundarios de las elecciones económicas. Por ejemplo, la contaminación y el tráfico que generan los automóviles.

Muchos consideran que los gobiernos también deberían meterse en la economía. Aquí se pueden incluir a ciertos bienes “estratégicos”:

  • Infraestructura
  • Telecomunicaciones
  • Turismo
  • Entretenimiento

El dinero del país

Inventado por el hombre, el dinero nos ha simplificado la vida al mismo tiempo que nos la ha transformado.

El autor señala que para que el dinero sirva se tienen que dar dos factores: que se produzca un acuerdo general en cuanto a su valor y “que ese valor que todo mundo le asigna sea menor que el valor intrínseco del dinero”.

El Banco Central es el ente regulador del dinero en cada país. Fue creado por los gobiernos para centralizar la impresión de billetes y ser el “banco de bancos”. Reino Unido, Países Bajos y Suecia fueron pioneros en esto.

Por otro lado, como “banco de bancos” debe administrar la cantidad de dinero en circulación dentro del país y evitar que haya inflación.

Siguiendo esta línea, Schettino dice que “un sistema financiero sano y fuerte es indispensable para que un país crezca”.

Si esto sucede, las personas que quieren ahorrar van a poder convivir con las que quieren invertir.

En cambio, si el sistema financiero no funciona correctamente, los ahorradores van a guardar el dinero en su casa en vez de prestarlo, dejando al inversionista sin oportunidades.

Una economía en apuros generalmente tiene problemas con la inflación. Esto sucede cuando los precios de las cosas aumentan a una velocidad diferente a lo que lo venían haciendo.

Macario señala dos posibles causas:

  • La gente tiene mucho dinero y pocas cosas por comprar.
  • Cuando producir es más costoso.

Si la inflación ocurre, lo que se necesita es retirar dinero de circulación, achicar las compras e intentar que los costos no sigan subiendo.

Por último, el dinero tiene una tasa de interés. Es decir, tiene un precio. Si hay mucho dinero en circulación la tasa se reduce, en tanto que si hay poco dinero, crece.

El resto del mundo

Ya vimos cómo funciona la economía dentro de un país, pero ¿qué sucede en el plano internacional?

Se denomina comercio exterior al comercio que un país realiza por fuera de él o involucrando ciudadanos de otra nación.

Schettino explica que el mayor flujo aquí es el de bienes, con exportaciones e importaciones.

El mayor determinante para el comercio exterior es el tipo de cambio, que puede ser manipulado.

Existen diferentes tipos de cambios, varios de ellos experimentos:

  • Tipo de cambio flexible
  • Tipo de cambio fijo
  • Regímenes cambiarios
  • Flotación sucia
  • Tipos de cambios múltiples
  • Banda de flotación
  • Tipo de cambio real

Dentro de las finanzas internacionales hay que tener en cuenta que además aparecen:

  • La cuenta corriente
  • La cuenta de capital
  • La inversión extranjera directa
  • La inversión extranjera de cartera
  • La balanza de pagos

El funcionamiento de la economía

Ahora somos conscientes de todo lo que maneja o interfiere en la economía. No obstante, “no hace lo que todos queremos”, señala Schettino.

Hay tres factores a considerar:

  • Crecimiento: es el objetivo de la economía y se mide con el valor agregado. Si el valor agregado es mayor, hay más dinero para todos los involucrados, empresarios y trabajadores.
  • Ciclos económicos: el crecimiento se da por ciclos de expansión y contracción, con momentos de gran ritmo y lapsos de caídas.
  • Crisis financieras: en ocasiones sucede que los ciclos económicos desembocan en crisis financieras. Pasa cuando un fenómeno destruye la riqueza de golpe.

Sistemas económicos

Refutando a Karl Marx, Schettino destaca que el capitalismo es el único sistema económico que ha generado riqueza en toda la historia de la humanidad.

Previo a su aparición, el 90% de la población vivía en condiciones miserables. En la actualidad es menos del 30%.

“Esta afirmación es muy difícil de aceptar para quienes ya están convencidos de lo contrario”, cuenta el autor. “Cuando la evidencia va en contra de la creencia, preferimos descartar la primera, antes que cambiar la segunda”.

Esto es conocido como un fenómeno mental que ha sido estudiado y llamado disonancia cognitiva.

Añade que, a pesar de que sea “éticamente insoportable”, hay que entender que los pobres de hoy son proporcionalmente menos que los que eran a principios del siglo XIX.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

More in Economía

Advertisement
Advertisement

Top #Hashtags

Blog Archive

Updates

3 days ago
Profit isn't a purpose, it's a result. Purpose is the reason we do the thing that makes the profit.
4 days ago
Many changes in the climate system become larger in direct relation to #GlobalWarming incl. increases in frequency & intensity of hot extremes, heat waves, precipitation, droughts, tropical cyclones & reduction in sea ice & more

⛈️ @IPCC_CH #ClimateReport https://t.co/hXgEPz2Erj https://t.co/2nsfsuuqoF
thejamesnotes photo
4 days ago
The growing arguments to make and use renewable electricity will reinforce one another. Here are five strategies for businesses to drive and benefit from the transformation: https://t.co/iOabhgitnr https://t.co/FFmJBSuQik thejamesnotes photo
4 days ago
It was edifying to hear Carlos Slim Domit @Carlos_Slim_D at @GSMA talk about the global importance of organisations to shift towards sustainability to unlock technological solutions across business and government in an environmentally-friendly digital ecosystem.

#mobile360 https://t.co/KQgmqGzRqu
thejamesnotes photo

Trending

To Top